Ruta por Sevilla

Hubo una vez en que Lock & Co. Hatters recibió una postal del otro lado del mundo. La dirección rezaba: «A la mejor sombrerería del mundo, Londres». En cuanto a sombreros, Lock & Co. tiene una reputación que mantener. Andrew Baselgia, de 62 años, lleva trabajando en la sombrerería más antigua del mundo 16 años: «Trabajar aquí es un privilegio».

 

El edificio, situado en 6 St. James’s Street desprende nostalgia. Aunque a lo largo de toda la calle encontrará centenarios comercios, el más antiguo es Lock & Co. Hatters. La tienda comenzó su andadura en la venta de sombreros en St. James’s Street en 1676 y en 1765 se trasladó a su ubicación actual. En el año 2000, Baselgia comenzó a trabajar aquí: «Siempre he sentido una gran pasión por los sombreros, y un día me di cuenta de que quería dedicarme a ello a tiempo completo. Me incorporé a Lock & Co. en 2000 y ha sido la mejor decisión de mi vida».

Una mezcla de tres culturas

El Alcázar